Novedades

El primer PASO para consolidar el cambio

94b3e-08-23-documento-tw-23-17.jpg

23/08/2017 14:23:47

En un primer balance sobre los resultados electorales, la UCR analiza con satisfacción el apoyo de la sociedad al rumbo que ha emprendido el gobierno de Cambiemos desde diciembre de 2015 y la ratificación a la necesidad de la Argentina de despegar del populismo para avanzar en un sendero de crecimiento con desarrollo e inclusión, normalidad y respeto institucional y compromiso con la gestión transparente y decente.

Nuestro partido ha sido un engranaje fundamental en el desarrollo de Cambiemos desde el triunfo presidencial. Con nuestro aporte en los ámbitos de gestión, la primacía legislativa y el aporte territorial de nuestros gobernadores, intendentes y referentes locales.

En distintas oportunidades del 2016, desde la conducción partidaria señalamos los desafíos electorales para el 2017 y consideramos haber cumplido cuatro premisas fundamentales:

  1. Constituimos Cambiemos en 23 distritos del país en un marco de armonía, confianza y trabajo colectivo.
  1. Nos esforzamos y agotamos todas las instancias de diálogo con las demás fuerzas de la coalición de gobierno para constituir listas de consenso que enfocasen las energías en el objetivo primordial de esta elección que reviste un carácter casi plesbicitario: representar cabalmente el cambio que tomó lugar en la argentina para ratificarlo.
  1. Por el probado despliegue territorial, los radicales encabezamos y protagonizamos la mayoría de las listas legislativas. En especial, en las provincias donde aún dominan regímenes feudales, donde los vecinos nos referencian a los radicales como agentes de cambio.
     
  2. La misma base de representación política que triunfó en 2015 se repitió en estas elecciones. Fuimos muy celosos en resguardar esta herramienta de transformación que significó para los argentinos Cambiemos y por lo tanto cuidadosos con el ingreso de dirigentes de otros partidos a la coalición. Las contadas incorporaciones resultaron un éxito para el colectivo.

En términos cuantitativos, celebramos la excelente elección de las tres provincias donde el Radicalismo conduce el gobierno provincial. Los éxitos en Mendoza y en Jujuy demuestran un respaldo de la ciudadanía con el proyecto nacional y un apoyo a dos gestiones que evidencian el compromiso radical con la eficiencia en la gestión, la transparencia y el estricto apego a la ley. Un nuevo triunfo en Corrientes, luego de la victoria en la ciudad capital hace un par de meses, ratifica el sostenido apoyo ciudadano al gobierno y nos alienta para las próximas elecciones a gobernador, el 8 de octubre de este año.

Los candidatos de Cambiemos triunfaron a su vez en las capitales de 19 de las provincias del país, destacándose entre ellas 8 de las 9 capitales de provincias que gobiernan radicales.

La evaluación nacional nos muestra resultados exitosos y prometedores para un crecimiento de cara a las elecciones generales de octubre.

En los resultados agrupados nacionalmente, Cambiemos obtuvo el 36%, seis puntos más que en las PASO 2015. Mientras que Unidad Ciudadana, el espacio de la ex presidenta, apenas alcanza el 21%. Diferentes representaciones del PJ llegan al 17% y 1País apenas el 8%.

La coalición Cambiemos, al comparar con las PASO 2015, aumenta el caudal de votos obtenidos en 21 provincias y se constituye como la primera fuerza en 12 distritos -siete más que los que hoy gobierna-, incluidos los tradicionales reductos justicialistas de La Pampa, San Luis y el del movimiento provincial en Neuquén.

De cara a octubre, el balance legislativo puede ser muy favorable para Cambiemos y también para la UCR.

En diputados, nuestro bloque, que renueva muchos legisladores por la excelente elección de 2013, podría crecer pasando la barrera de los 40 integrantes.

En el Senado, el crecimiento representaría cuanto menos un 30% con respecto a la actual composición del cuerpo en la cámara alta.

Las evidencias permiten celebrar el protagonismo radical en términos federales y establecer una misión general y otra particular para las elecciones de octubre: en primer término, consolidar definitivamente el cambio en la Argentina y robustecer la coalición de gobierno; en segundo lugar, apuntalar con éxitos electorales a dirigentes de nuestro partido para competir por las gobernaciones de muchas provincias en 2019.

El camino que emprendimos es acertado a partir de estos resultados parciales auspiciosos, pero la tarea se encuentra inconclusa. Tenemos la responsabilidad de trabajar activamente por elevar al máximo en octubre nuestra potencialidad electoral.

José Corral, presidente del Comité Nacional.
Mario Negri, presidente del bloque de diputados nacionales.
Ángel Rozas, presidente del bloque de senadores nacionales.