Novedades

Formosa: denunciamos el manejo partidario de la justicia

1e45f-08-30-formosa-tw.jpg

30/08/2017 14:24:39

El Comité Nacional de la Unión Cívica Radical expresa su preocupación por el manejo político que ejerce el Partido Justicialista sobre los jueces de la Provincia de Formosa

Los jueces no deben manifestar su pertenencia a un partido político, dado que el Poder Judicial tiene que garantizar a los ciudadanos la total independencia y la absoluta imparcialidad de sus magistrados.

Lamentablemente, esa imparcialidad en Formosa no tiene lugar. El gobernador Gildo Insfrán es el presidente del partido Justicialista y el referente político de decenas de jueces que se encuentran afiliados a ese partido, en violación a lo que claramente establece la ley y la Constitución Nacional.

Aunque parezca absurdo ahondar en el tema, la explicación es simple y lógica. Desde el momento en que una persona se afilia a un partido, está expresando su identificación con la doctrina y las posiciones políticas adoptadas por ese partido. También manifiesta su voluntad de acompañar y apoyar las decisiones de los órganos partidarios.

Por eso, es incompatible que un juez sea afiliado a un partido político. Al manifestar su pertenencia partidaria, deja en consecuencia de garantizar independencia e imparcialidad en su función de administrar justicia.

En esa convicción desde la Unión Cívica Radical hemos denunciado penalmente a jueces de Formosa por el delito de abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

El sistema republicano de gobierno requiere de una real división de poderes. Independencia judicial y concentración de poder en el partido de gobierno son términos incompatibles entre sí.

Cuando decimos que queremos consolidar el cambio en la Argentina y llevarlo a cada rincón del país, hacemos referencia a este tipo de situaciones totalmente inaceptables, propias de regímenes feudales y autoritarios donde la constitución y las garantías individuales se ven soslayadas de manera flagrante.

Exhortamos por tanto a las autoridades de la provincia de Formosa a que eliminen toda manifestación de pertenencia partidaria en los Tribunales y garanticen la independencia del Poder Judicial, asegurando a todos los formoseños el derecho humano fundamental de ser oídos por una justicia verdaderamente imparcial, conforme lo establece el art. 10° de la Declaración Universal de Derechos Humanos.