Novedades

Nosotros no paramos

7ae59-04-06-paro-6-de-tw.jpg

06/04/2017 13:50:40

El paro profundiza los problemas, ahonda las diferencias y nos aleja de las soluciones.

La historia contemporánea de los paros generales en la Argentina es un muestrario de fracasos. Es una paradoja. Los paros "exitosos" no beneficiaron a los trabajadores ni tampoco al sistema democrático. Produjeron pérdidas económicas y déficits institucionales. Generaron retrocesos y beligerancias. Y nadie salió ganando, con excepción de las dirigencias sindicales burocráticas enquistadas cada vez con mayor firmeza en el poder.

El paro profundiza los problemas, ahonda las diferencias y nos aleja de las soluciones.

Estamos en una situación compleja sí, pero ante un gobierno que lleva 15 meses en el poder, que recibió un verdadero descalabro económico e institucional, frente a sindicalistas que hoy le caen con todo mientras mantuvieron una posición timorata durante doce años de desidia y corrupción sistemática, mientras se profundizaba la desigualdad y crecía la pobreza.

Un paro en un país que está buscando un cambio cultural a largo plazo no soluciona nada. Argentina necesita más impulso y menos frenos. Todo trabajador tiene libertad para pensar, para actuar y para hacer. Y sobre todo para trabajar. Los mecanismos de coacción para lograr acatamiento a la medida son deleznables por violentos y opresivos y revelan una profunda contradicción con los reclamos por y para los trabajadores.

Como radicales siempre vamos a luchar por una sociedad más justa y equitativa, velando siempre, eso sí, por el respeto de los derechos y las libertades individuales.

Queremos trabajar juntos y poner todo nuestro esfuerzo para sacar este maravilloso país adelante. Por eso hoy, NO PARAMOS.