Novedades

Ancasti: suspenden las elecciones por conveniencia política

59ba4-05-31-ancasti-tw.jpg

31/05/2017 15:12:14

Por Víctor Quinteros, secretario del Comité Nacional.

El Juzgado Electoral de Catamarca comunicó la imposibilidad de llevar adelante las elecciones en Ancasti, convocada por las autoridades municipales para el próximo 4 de junio. Con argumentos que tratan de deslindar responsabilidad en cuestiones del trámite electoral, la suspensión demuestra lo que fue la intención del gobierno, postegar la fecha de las elecciones por conveniencia política.

El gobierno provincial de Corpacci es el principal responsable de esta postergación, primero por no aportar al juzgado electoral los elementos que requería el juzgado al Ministerio de Gobierno, desde hacía más de treinta días, para la realización del comicio, lo cual fue luego aportado por el municipio en menos de 48 horas. Y además por sostener a una candidata que no reunía los requisitos para serlo ya que ni siquiera figuraba en el padrón electoral porque cambió su domicilio a la jurisdicción de Ancasti hacia fines de marzo.

El Tribunal Electoral, teñido de parcialidad, resolvió utilizar un padrón a la medida de las aspiraciones del oficialismo, que contenía no solo a la candidata kirchnerista sino también a varios  funcionarios y militantes, quienes cambiaron su domicilio al efecto de esta elección. La apelación a esta medida irrazonable recayó en la Corte de Justicia, reformada por el gobierno de Corpacci, la cual evitó el tratamiento de la cuestión con la premura que requería su actuación, privando al pueblo de Ancasti de ejercitar su autonomía y elegir sus autoridades el 4 de junio.

De esta manera, tanto el ejecutivo provincial como el poder judicial, claramente servil a los intereses políticos del kirchnerismo local, cometieron un grave atentado a la autonomía municipal, al impedir que pueda elegir sus autoridades, ante la inminencia de una derrota.

En una visita reciente a la provincia, el Ministro Frigerio fue interiorizado de las maniobras del gobierno provincial y se le pidió que interceda ante la gobernadora para que garantice la realización de las elecciones en la fecha convocada. Con la decisión de la suspensión salta a la vista que la maniobra era real y que mientras Corpacci disfruta de la normalidad institucional que pregona el gobierno nacional, puertas adentro maneja las instituciones a su antojo, lejos de la legalidad, sometiendo en este caso a una pequeña comunidad a la condición más humillante para la vida democrática: privándola de la posibilidad de elegir sus autoridades.

Los radicales somos el partido de la libertad, del sufragio universal y de la autonomía municipal. No vamos a permitir esta afrenta y llamamos a la reflexión sobre el grave suceso que acaba de ocurrir en Ancasti, porque nuestra Democracia no lo merece.